jueves, 25 de septiembre de 2008

ESTACIÓN DE NAIROBI, KENYA.

El tren lunático. La vía que cambió el Este de África no diré yo si para bien o para mal. Me subí en él en Kisumu, en la orilla del lago Victoria y me llevó hasta Mombasa, en el Índico. Este sacerdote cenó en el vagón comedor junto a mi mesa la noche antes de llegar a Nairobi. Cuando nos acercábamos a la estación no pude resistirme a hacerle la foto. Se dio cuenta... pero algo me dice que le gustó.