miércoles, 12 de agosto de 2009

Kilómetro cero. La meta. Jaisalmer, India.
















Cuando hice esta foto, hace ya varios años, me imaginé lo que debían sentir los viajeros que durante meses y en caravana cruzaban Turquía, Persia y Paquistán, par llegar, a través de la ruta de la seda al soñado Rajastán, la tierra de castillos, príncipes e infinitas riquezas.
A las puertas del desierto del Thar, sobre un montículo arenoso, uno encuentra una ciudad de caprichosas calles llenas de recovecos. Es Jaisalmer, el principio del fin de un largo camino. Cero quilómetro para la meta.
También lo fue para mi; una vez visitada di media vuelta y puse otra vez rumbo a Delhi. Hoy, gracias al photoshop he regresado.
Esta foto la revelé en India y salió con los colores desgastados. Los negativos están casi destruidos y la copia estaba maltrecha. Tras el paso por el photoshop, he vuelto a llegar a la puerta del desierto.

¿Puedo copiar esta foto?