lunes, 9 de noviembre de 2009

Lonja de Tsukiji, Tokio 2008

Llegas ahí justo después del amanecer y luchas por no ser arrollado por uno de los carritos eléctricos de pescado... y a pesar de la sangre.. no huele a pescado.
Cuando te cansas, te acercas ahí mismo a un puestecillo y solo con un cuchillo y un lomo de atún te hacen la mejor comida del mundo.